Reserva de horas

 

Laboratorio Ortopédico       - Alfredo Rioseco 263, Providencia, Santiago      // +562 2222 9255

Centro Médico                       - Av. Salvador 691, Providencia, Santiago            // +562 2343 9950

Laboratorio Araucanía         - Pablo Neruda 1685, Temuco                                // +564 5248 8121

  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Instagram

OSTEOINTEGRACIÓN //

En los años 50 del siglo pasado, el odontólogo sueco Prof. Per Brammark, trabajando  con implantes metabólicos en conejos, se dió cuenta de que se producía un fenómeno de compenetración del hueso en el titanio implantado, y denominó a este hecho "osteointegración".  Este proceso se ha venido utilizando amplia y exitósamente en los implantes dentales en Odontología. En Ortopedia y Traumatología se utiliza en las endo prótesis de variasarticulaciones.

En los años 90, el hijo de Per Brammark, Richard, que es cirujano ortopédico, inicia el uso de la osteointegración en la parte distal del
hueso de pacientes amputados en las extremidades, implantando un anclaje de titanio que se osteointegra en un lapso de mas o menos seis meses. Luego se añade una pieza hacia el exterior, en la que, mediante un acoplo, se implanta la prótesis que el paciente requiere.

La osteointegración ha sido muy exitosa en pacientes bien escogidos transfemorales y transhumerales. En otras localizaciones ha tenido menor éxito. Por ahora no está indicada para pacientes disvasculares, diabéticos, mayores de 60 años ni tampoco en pacientes en crecimiento.

Como complicaciones se relatan fracturas, infecciones y falta de adaptación por parte del paciente.

No se ha considerado como un tratamiento primario pero tiene un futuro prometedor.

En nuestro país se realiza en el Hospital del Trabajador de Santiago y están a cargo la Dra. Jéssica Castillo y el Dr. Rainhold García.

 

PRÓTESIS OSTEOINTEGRADAS //

La osteointegración es un procedimiento quirúrgico complejo mediante el cual se introduce un vástago de titanio dentro de la cavidad ósea del miembro residual (muñón).

 

Después del proceso de integración entre el hueso y el titanio, en una segunda etapa se introduce un ancla que llega hasta el exterior en la cual se va a insertar y ajustar el elemento protésico prescrito.

La ventaja de este sistema es que permite al paciente tener una sensibilidad especial denominada ósteo percepción, que funciona como una propiocepción que mejora su capacidad funcional.

Otra ventaja de este sistema es que no requiere cavidad protésica.